Móvil. 3163199793 | Cali, Colombia.
Síguenos en:

¿Por Qué Y Cuándo Se Remata Un Inmueble?

Perder la propiedad por incumplimiento al banco no es fácil, lleva una serie de etapas de las cuáles usted debe ser consciente tanto para evitar que le suceda, como para saber en qué momento participar del negocio.



El artículo que vamos a publicar a continuación tiene como objetivo una vez más, instruirle en el negocio de los remates para que usted tenga total claridad cuándo es seguro invertir en inmuebles en proceso de remate.

 

Perder un inmueble en ningún país es fácil, la ley protege demasiado al consumidor y garantiza el derecho a la dignidad y a la vivienda.  Pero, cuando un deudor se atrasa con 3 ó 4 cuotas el banco de inmediato prende las alarmas y empieza un cobro jurídico en post de evitar que esta deuda aumente y tratar de normalizar a toda costa el crédito.  Al contrario de lo que muchos piensan, a las entidades financieras no les interesa en lo más mínimo quitarle la casa a una familia ya que esto implica costos adicionales muy altos y desgastantes a nivel jurídico además que un capital estancado sin producir el cual refleja mala administración y estudios de viabilidad de créditos ineficientes.  Menos aún anhelan vender inmuebles adjudicados después de remates, ellos no son inmobiliaria.

 

Pero aún, con todo y la autoridad que el banco por derecho propio le corresponde para cobrar su dinero; no es para nada fácil que la vivienda se lleve a remate siempre y cuando el deudor dé la cara constantemente y explique el por qué ha incumplido con la obligación y genere nuevos compromisos para normalizar sus cuotas.  Esta es la única manera de defenderse aún sin hacer un solo abono o pago.

 

En ese caso, muy pocas o casi que ninguna entidad se atreve a vender una obligación a un tercero (ceder los derechos del crédito) ya que esto le podría implicar demandas en la Superintendencia Financiera y graves sanciones.  Tampoco se recomienda adquirir procesos de éste tipo ya que lo más probable es que también recaiga en el nuevo cesionario (comprador de la obligación) el peso de la ley y sea obligado a recibir cuotas mensuales como lo hacía antesvel banco.

 

En cambio, procesos en los cuales los demandados nunca dan la cara, no atienden al teléfono, no firman notificaciones, no permiten el ingreso al inmueble de peritos ni secuestres, nunca proponen algún acuerdo de pago y son renuentes a todo tipo de diálogo; allí si el banco puede llevar el inmueble a remate o vender la obligación para que la cobre un tercero.

Éste es el momento óptimo para que usted como inversionista adquiera el proceso a través de la modalidad CESIONES DE DERECHOS DE CRÉDITO.

 

Leamos a continuación el artículo publicado en el Diario El Espectador De Bogotá, Colombia:

 

CLICK AQUÍ

 

 

 

© 2018 inmueblesporlared.com | todos los derechos reservados